Villa de la Purísima Concepción de Sagua la Grande

Villa de la Purísima Concepción de Sagua la Grande
Los 75 fundadores

Formar hombres adultos en la Fé Católica y prepararlos para la reconquista católica del mundo

Cuenta un versado historiador, Manuel Fernandez Santelices en su publicación en la revista Vitral # 50 del 2002 y cito "...la Asociación de Caballeros Católicos nace como consecuencia de una exigencia y de un reto, el reto provino de un incidente en la villa de la Purisima Concepción de Sagua la Grande que un cercano observador cuenta así "...aquel 7 de Diciembre de 1925, la logia masona de Sagua celebraba una solemne tenida por el la muerte del General Maceo, cuando escucharon el repicar de campanas de la parroquia ordenado por el cura, llamando para la acostumbrada salve para la Virgen María en la advocación de la Inmaculada Concepción, uno o más de los masones reunidos malinterpretaron el hecho como felicidad de la Iglesia por la muerte del Gral. y se dirigieron al templo y ocasionaron grandes destrosos... esto estimuló un propósito exigido por las circunstancias: la oportunidad de unir a un laicado católico disperso..."
Lo que Santelices no cuenta en esta pequeña cita es la valerosa defensa del templo por parte de 75 hombres, que lograron dispersar a los agresores. Don Valentín que a la sazón habia estado en conversaciones con el sacerdote jesuita Esteban Rivas, vieron la oportunidad y el 24 de febrero de 1926 se funda en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús de Sagua la Grande la Asociación de Caballeros Católicos de Sagua la Grande, que con el lema CON LA CRUZ, POR DIOS Y POR CUBA.inician la evangelización y una larga historia de hechos hasta llegar a ser la Rama A de la Acción Católica de Cuba fundada por el Hno. Vitorino. Al formar parte de la Acción Católica de Cuba, cambiamos el lema a DIOS, PATRIA Y CARIDAD.
Aunque esta Asociación no fue la única que se había fundado en la Isla, sin embargo tuvo dos importantes características que la hicieron diferentes de las otras y que al mismo tiempo causó extrañeza ya que las iniciaciones de los nuevos miembros se hacian basadas en el juramento que hizo el Padre de la Patria Carlos Manuel de Cespedes y la segunda característica fue su estricto afán catequético, es decir su preocupación por la información, pero sobre todo por la formación de sus miembros.
El 4 de enero de 1929 se reuniron en el salón de juntas del colegio de los Jesuitas en Sagua delegados de las Asociaciones Candelaria, Cardenas, Consolación del Sur, Mariel, Los Arabos, Manzanillo, Santa Clara, Aguada de Pasajeros, Placetas, Remedios, Caibarién, Santo Domingo, Máximo Gómez y Caballeros de San Isidro en Holguín, sin embargo los delegados de esta última no aceptaron que se cambiara el nombre que ellos tenían.
Es decir incluyendo la de Sagua la Grande fueron, fueron 14 las Asociaciones que formaron la "ASOCIACION DE CABALLEROS CATOLICOS DE CUBA", quedando de acuerdo en 3 cosas:
1.-Se llamarían en adelante Uniones ;
2.- Que la Unión # 1 sería la de la Purisima Concepción de Sagua la Grande; y,
3.- Que el Presidente del Directorio Nacional sería el Dr. Valentín Arenas Armiñán.
Mantuvieron el Himno con los cambios necesarios, al igual que la bandera y el escudo de armas, el lema que era "CON LA CRUZ, POR DIOS Y POR CUBA" fue cambiado como ya exlicamos anteriormente.
No podemos dejar de lado el documento aclaratorio que el que por su parte Dn. Valentín le hiciera al Dr. Ismael Testé, mismo que publicara en su obra "HISTORIA ECLESIASTICA DE CUBA", y cito: " En aquellos tiempos -al iniciarse la Asociación en Sagua- aún perduraba en los gobernantes y en parte del pueblo, la creencia de que la Iglesia era poco menos que enemiga de la República recientemente constituida. Con recelo y suspicacia se observaban todas las actividades católicas.
"La Inmaculada Concepción era la Patrona de Sagua La Grande y siempre precedían a los actos a celebrar el día 8, una novena y exposición del Santísimo, terminándose los actos religiosos del día 7 de diciembre con un repique general de campanas para recordar al [ueblo que al día siguiente se celebrarían las fiestas en honor de la Patrona de Sagua. Pero dicho repique de campanas fue dado en el preciso momento que los Veteranos de la Independencia celebraban en el Teatro Principal una velada necrológica en honor de los que dieron su vida por la Independencia de Cuba. El pueblo impulsado por algunos msones, provocó una manifestación contra la Iglesia y la invadieron destrozando bancos, lanzando a la calle a los que aún se encontraban en el Templo. Aquel acto provocó una reunión de hombres católicos que con el número de 100 fundaron la Asociación de Caballeros Católicos de Sagua".

Directorio General 2009 -2011
Hno. Frank Diaz Presidente

Juan M. Torres
Vocal de Religión
Vocal Internet y Web







Caballeros Catolicos del Mundo

Caballeros Catolicos

Loading...

Saturday, May 28, 2011

Porque cargo Tu cruz Señor?

PORQUE CARGO TU CRUZ,
SOBRE MI PECHO SEÑOR?

Cargo tu cruz Señor,
Porque es la prueba
Más grande de amor
Que nadie ha dado por mí.

Cargo tu cruz
Como un simple recordatorio,
Este donde este
De que soy un laico católico.

Cargo esta cruz
Como un signo visible para todos
Y recordatorio permanente
Del precio que pagaste por mí.

La cargo y estoy muy agradecido
Por las bendiciones que día a día recibo,
Y es mi ferviente deseo servirte
En todo lo que haga y diga.

Cargo tu Cruz Señor
Porque moristeis para hacerme libre.
Jesucristo, Señor de mi vida
Si solo Te dejare ser!

Monday, May 9, 2011

Veneremos en real forma a Juan Pablo II

“estan en el mundo pero no son del mundo” (Jn. 17,16), palabras que podemos encontrar en las Sagradas Escrituras y que nos dan apoyo para estar listos y preparados, un mundo que ha cambiado la moral y la ética por lo socialmente aceptable, un mundo que mira como ídolos y como dioses a personas de carne y hueso como nosotros que son –por la propaganda que se les da- elevados a niveles de superhéroes.
Hoy queridos hermanos, quiero alejarme de tanta propaganda y malas noticias que lo que intentan es hacerte olvidar la esperanza, aquel motivo por el cual fuimos creados que es vivir la eternidad en la presencia de Dios Amor, al olvidarnos de esto nos dan nuestro pasaporte de ciudadanía como parte de este mundo; decía San Pedro en su primera Epístola “estar siempre dispuestos a dar razones de vuestra esperanza” (1 Pe 3,15-16) y creo que cada día debemos estar listos y preparados para ello, para dar razones de nuestra esperanza, no cansarnos, no desfallecer, si no mas bien ver en el ejemplo de mi amado Juan Pablo II una persona normal como tu y yo que no se cansó jamás de dar razones por nuestra esperanza.
El profeta Malaquías dice “mi pueblo se muere por falta de conocimiento” (Mal 3,13), que ciertas resultan esas palabras, si no queremos ser ese pueblo que se muere por falta de conocimiento tenemos que aprender, estudiar. Dice el salmo 119,105 “tu palabra es antorcha para mis pasos, luz para mi sendero”, se desprende de esto que debemos ser asiduos lectores de la sagrada Biblia, pero recordando lo que San Pedro nos dice “tener presente que ninguna profecía de la Escritura puede ser interpretada por cuenta propia” (2Pe 1,19), razón por la cual hay queridos hermanos que buscar consejo, dirección espiritual, porque solos es muy difícil, diría yo imposible, y si intentamos hacerlo solos en las tantas malas interpretaciones que se dan de las Sagradas Escrituras, viene a mi memoria el episodio que nuestro Señor Jesucristo envía a los primeros 72 discípulos “designó el Señor a otros setenta y dos y los envió por delante, de dos en dos a todas las ciudades y sitios donde él había de ir” (Lc 10,1), como lo dice San Lucas y parafraseo “los envió por delante de dos en dos”, Jesús en su infinita sabiduría nos da un toque de alerta, solos no podremos, esta es una invitación que te hago, pero comprométete con tu Señor y únete a un grupo en tu parroquia, y prepara el camino para la llegada del Señor.
Su Santidad Juan Pablo II, escribió mucho sobre los laicos, la Iglesia de nuestros tiempos, la familia, las Asociaciones de los laicos, y mucho acerca de la nueva evangelización, si queremos realmente venerarlo deberíamos leer y leyendo aprender de las grandes y múltiples enseñanzas del Beato Juan Pablo II el Grande, recordando lo que nuestro Señor Jesús en la plegaria que elevara por su Iglesia hiciera “No ruego solo por éstos, sino por aquellos que, por medio de su palabra, creerán en Mi” (Jn 17,20).

Juan Torres